Els comerços hauran de cobrar les bosses de plàstic d’un sòl ús que lliurin als clients

La reciente Ley catalana de Medidas Fiscales ha introducido una modificación en la normativa autonómica en materia de residuos, por la cual queda prohibida, desde el pasado 31 de marzo, la entrega al cliente de los comercios, de forma gratuita, de bolsas de material plástico con asas, tanto en caso de venta en el propio establecimiento o a domicilio (en este caso, con o sin asas).

De acuerdo con lo anterior, cada comercio que tenga bolsas de plástico a disposición de los clientes tendrá que especificar, en sus tiquetes de caja, el precio separado de las bolsas entregadas (aún que este sea simbólico). Este precio será íntegramente percibido por el comercio, y no tendrá que se objeto de  ningún ingreso a la Administración.

Se espera que la Administración empiece en breve una campaña informativa a clientes y comercios sobre esta modificación.

Esta medida, que hasta ahora se aplicaba voluntariamente en los establecimientos catalanes, y que en breve se extenderá al resto del Estado, responde a la aplicación de una directiva europea al respecto, a fin de contribuir a concienciar la sociedad sobre los costes medioambientales del consumo de estos productos.