El Plan Director, que incluye un total de 75 medidas (55 operativas y 20 organizativas) debe servir para luchar contra el fraude, la precariedad laboral y erradicar las situaciones de abuso.

La temporalidad ha repuntado en los últimos años, sobre todo con contratos de muy corta duración, el tiempo parcial involuntario supera ampliamente las tasas de los países de nuestro entorno y los excesos de jornada y las horas extraordinarias no son abonadas en muchas ocasiones.

Además, figuras como las de los falsos autónomos, los falsos becarios o las falsas cooperativas han proliferado en el mercado; y la incidencia de la siniestralidad también ha aumentado.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social practicará tolerancia cero ante las situaciones de abuso y fraude legal en la contratación temporal, especialmente en aquellas empresas en las que se observe un mayor número de trabajadoras y trabajadores afectados, en proporción a su plantilla, o conductas fraudulentas reiteradas, y presentado especial atención a las contrataciones de duración inferior a siete días.

Este Plan Director incluye medidas para:

  1. Luchar contra el abuso y el fraude en la utilización de los contratos temporales.
  2. Luchar contra los abusos en la contratación a tiempo parcial, los excesos de jornadas y horas extraordinarias no pagadas ni compensadas.
  3. Para corregir los incumplimientos en materia salarial y los derivados de la externalización de actividades.
  4. Proteger los derechos fundamentales y para promover la igualdad.
  5. Reforzar la lucha contra la economía irregular.
  6. Afrontar las nuevas modalidades de prestación del trabajo.
  7. Regularizar la situación de los trabajadores y trabajadoras que se encuentren bajo la figura de “Falso becario».
  8. Reforzar las actuaciones para reducir la accidentalidad y morbilidad laboral.
  9. Garantizar los derechos sindicales para luchar contra la precariedad laboral.

 

Además, incluye un plan de choque contra el fraude en la contratación temporal y a tiempo parcial que se llevará a cabo desde agosto hasta diciembre 2018 y que conllevará un incremento de las visitas inspectoras a los centros de trabajo.

Fuente: BOE